arte , playlist Viernes, 30 enero 2015

Malas palabras y más canciones para estar contento

César Bedón

Artista y productor. Fue editor de cultura de la revista Velaverde en la primera mitad del 2013, conductor en RPP y Radio Capital. Publicó el libro "Un sol que en invierno". Actualmente dirige la plataforma de arte Machucabotones, junto con Leslie Guevara.

UNO

Empiezo con este playlist de canciones sugeridas por los comentaristas (muchas gracias) de mi entrega anterior, Música para sentirte contento. Voy a apuntar algunas cosas sobre estas canciones. Me gustaría saber qué piensan ustedes.

1. Aterciopelados “Luz azul”

Me gusta esta canción porque pareciera estar moviéndose siempre hacia adelante (efecto logrado, pienso, por esa batería que durante casi toda la canción golpea bajo un solo patrón, como si estuviera trotando). Qué voz linda tiene Andrea Echeverry, pienso ahora que la escucho… Me pregunto, también, qué cualidad podría definir bien su voz. ¿Dulce aunque orgullosa? ¿Hospitalaria? (Idea para tema: ¿la voz de los cantantes corresponde con su personalidad?)

2. Rolling Stones “Brown Sugar”

Uno se da cuenta, de inmediato, que esta canción afecta el cuerpo de una manera distinta que la de Aterciopelados (una manera más densa, asunto relacionado con el peso del bajo y la cualidad un tanto rugosa de la guitarra). Cualquier persona te dirá que “siente” esta canción bastante más en el pecho y el estómago que la anterior… Podría decirse que el tema de Aterciopelados aspira a cierta levedad, y este de acá a la terrenalidad. Gran versión.

3. Mika “Love today”

No había escuchado antes a este cantante: me parece que su voz es fascinante, elástica. Lo interesante para mí, sin embargo, es lo que apuntaba Sandra Burgos en el comentario donde recomendó esta canción: “Últimamente me hacen sentir bien algunas canciones de Mika que recién he descubierto. Lo malo es que la sensación dura muy poquito.”

Mientras escuchaba este tema de aires setenteros me preguntaba a qué podía deberse ese “efecto de corta duración”, y yo creo que se debe a que la canción, aunque tiene un coro pegajoso, se siente un tanto repetitiva. Yo la siento repetitiva, al menos. Me pregunto, también, cuántos de nosotros nos damos cuenta, al escuchar esta canción, de que el coro está grabado usando la técnica del double tracking: la voz se siente tan “llena” porque se ha grabado varias veces a Mika, y al mezclar se ha puesto una grabación sobre otra. Si alguien conoce sobre este tema técnico –podría estar siendo impreciso– me gustaría que se manifestara aquí y ahora.

4. Gipsy Kings “Volaré”

Me he topado varias veces con música de los Gipsy Kings y siento que no encaja con eso que llamaremos “mi gusto”. Me pregunto a qué se debe esto, y me respondo –es una sospecha– a que está relacionado con esa cualidad un tanto alharaquienta en el estilo de cantar… Aún no logro “entrar” al flamenco, que tiene bastante de eso: en una época me interesé en Camarón de la Isla pero no he podido conectar aún, y desde luego eso es carencia mía y no de la música. Igual, puedo entender perfectamente que esta canción ponga contentas a algunas personas.

5. Xuxa “Tindolele”

Entiendo perfectamente que una canción de infancia ponga alegres a muchas personas. Yo diré siempre que los dos conciertos más emotivos de mi vida están relacionados con mi infancia: el concierto de Kiss en el Estado Nacional y el concierto del Capitán Memo en la discoteca Vocé en el 2010. Pero no tengo una relación afectiva con Xuxa. Reconozco que esta canción está estupendamente escrita (y que es convenientemente corta) pero mi problema con Xuxa es que ella era demasiado bonita. Yo tenía quince años cuando Xuxa estuvo de moda en Perú, y verla en la televisión me recordaba me recordaba que yo no tenía enamorada. Tampoco me gustaba esa cualidad de himno que tiene la canción, en la cual se espera que el oyente se una al coro general gritando “¡Hey!” y alzando los brazos. Es que yo era un rebelde. Los gustos son así.

 

DOS

Quisiera poner a consideración de ustedes esta canción, que también está relacionada con mi infancia (y sospecho que con la de varios de ustedes).

Los punkitos “Caca, culo, pedo, pis”

No es mi finalidad ser gratuito o apelar al factor nostalgia en esta sección: sucede simplemente que estuve escuchando esta canción hace cosa de un mes. Me hacía mucha gracia. Pertenece a la banda sonora de un disco que yo tenía, de una película que se estrenó en Lima en 1982 llamada “Las aventuras de Enrique y Ana” (en Lima, a inicios de los 80, fueron muy promocionadas dos agrupaciones de música infantil españolas: Parchís y el dúo Enrique y Ana). Musicalmente es una canción convencional: lo que la hace destacar es, obviamente, la letra, cuyo coro repite “caca culo pedo pis” . Y mi idea cuando escuchaba esta canción era esta: sería impensable, en Perú, escuchar una canción como esta en un contexto de película infantil.

Estoy dando una explicación simplista, pero podría decirse que luego de la caída de Franco en España –una dictadura de ultraderecha– el ánimo fue de liberación e incorrección (ánimo dentro del cual se explica, por ejemplo, una película chabacana y extraordinaria como “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” de Almodóvar). Quizás eso explique por qué hoy “culo” es una palabra cotidiana en España, como lo demuestra esta canción infantil española.

Grupo Encanto “Juan Pequeño baila”

Me gustaría mostrar en esta sección, en el largo plazo, que existen cosas que están más allá de la cultura de uno, y que eso está muy bien.

 

TRES

Iba a continuar con el asunto de las canciones infantiles –género bello y difícil como cualquier otro– pero seguiré, si es que aún hay gente por aquí, en mi próxima entrega. El otro viernes. Quisiera escribir también sobre el último disco de Björk, que es prácticamente lo único que he estado escuchando en los últimos días. Los dejo con la última canción de Rihanna, en colaboración con el gran Kanye West (su disco Yeezus fue lo mejor que escuché el año pasado) y sir Paul McCartney. Está en algo. Gracias por el buen ánimo, y ya nos escuchamos.


rihanna-fourfiveseconds

Rihanna “Four five seconds”

 

César Bedón

Artista y productor. Fue editor de cultura de la revista Velaverde en la primera mitad del 2013, conductor en RPP y Radio Capital. Publicó el libro "Un sol que en invierno". Actualmente dirige la plataforma de arte Machucabotones, junto con Leslie Guevara.